Cultivo del Perejil

El cultivo del perejil, se realiza en varias partes del planeta, esto se debe a que existe un gran interés culinario por esta planta. Para realizar el cultivo del perejil se requiere de climas templados, mediterraneos o cálidos.

El perejil no soporta de buena manera las temperaturas extremas, sobre todo las máximas. El cultivo del perejil puede desarrollarse en lugares que presenten temperaturas mínimas cercanas a los 0 grados Celsius, ya que soporta de buena manera las heladas ocasionales.

La planta del perejil, no presenta muchos requerimientos en cuanto al tipo de suelo donde será cultivado. El perejil se adapta muy bien a varios tipos de suelo, sin embargo los prefiere bien sueltos, con un buen drenaje y abundante materia orgánica.

El cultivo del perejil se puede desarrollar a partir de la siembra de semillas, la mejor época para realizar esta acción durante el comienzo del otoño y en los primeros días de la primavera. Las semillas del perejil deben encontrarse constantemente húmedas para que puedan germinar. Este proceso puede tardar más de 3 semanas.

Para que el cultivo del perejil se desarrolle de buena forma, es necesario asignarle un riego abundante y constante. Las condiciones húmedas, favorecen el crecimiento de esta planta.

La radiación solar en exceso no le reporta beneficios al perejil, por el contrario, puede afectar negativamente la producción de hojas de esta planta. Por esto, no se aconseja que el cultivo del perejil reciba luminosidad durante las horas de mayor intensidad de radiación solar.