Propiedades medicinales del Aloe vera

Nombre: Aloe vera
Sinonimos: Sábila
Nombre científico: Aloe barbadensis

El aloe vera o sábila tiene varios usos y propiedades medicinales, estas se concentran basicamente en el gel que tiene en sus hojas. El aloe vera es utilizado de forma interna y externa.
El gel del aloe vera tiene propiedades digestivas, debido a esto su consumo mejora la realizacion de los procesos digestivos, estando especialmente indicado para tratar casos de estreñimiento. Ademas reduce los problemas digestivos en general.

Por otra parte, el gel del aloe vera tiene propiedades que lo convierten en un excelente remedio para tratar las úlceras. Además es un buen tratamiento para aliviar el estómago, el hígado y los riñones.

El consumo del gel del aloe vera puede ser realizado mediante la preparacion de un remedio casero. Este remedio tambien sirve para tratar casos de gastritis y colon irritable.

La planta del aloe vera es utilizado de manera externa. El gel de la sábila tiene propiedades regenerativas de la piel, ademas de ser extremadamente humectante y cicatrizante.

El aloe vera tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias, debido a esto se recomienda la aplicacion del gel de esta planta en golpes y contusiones, ya que reduce el dolor y la inflamación.

El aloe vera sirve para aliviar los dolores musculares, así como también los dolores ocasionados por golpes, contusiones y lesiones. Esta planta también tiene propiedades antirreumáticas, por lo cuan está recomendado su uso para tratar dolores en las articulaciones.

El aloe vera es excelente para tratar las quemaduras producto de fuego, ácidos o por una excesiva exposición al sol. Ademas de ayudar a regenerar los tejidos, favorece la cicatrización. Tambiñen se utiliza para tratar las heridas en la piel, sin embargo no se recomienda su aplicación en heridas muy profundas.

Contraindicaciones del Aloe vera

La planta del aloe vera, también conocido como sábila, presenta algunas contraindicaciones que son importantes de conocer.

La ingesta del gel de la sábila está contraindicada para las mujeres que se encuentren embarazadas y tampoco es bueno administraselo a niños menores. Lo anterior se debe a los posibles efectos laxantes que ocasionaria la aloína, la cual es una sustancia que se encuentra dentro de sus componentes.

Por otra parte, el consumo en exceso del gel de aloe vera podría ocasionar abortos espontáneos o nacimientos prematuros, esto se debe a la estimulación de las contracciones uterinas que es capaz de ocasionar debido a su composición.

No existe evidencia que respalde que la ingesta del gel de esta planta sea seguro de consumir durante el período de lactancia, y que no cause algún problema al niño que está amamantando.

La aplicación externa, con el gel del aloe vera obtenido de la hoja de la planta se puede utilizar sin ningún inconveniente en las situaciones antes mencionadas. Por otra parte no se recomienda la aplicacion del gel de esta planta en heridas muy profundas.

El consumo de aloe vera no está recomendado para los diabéticos, ya que podría ocasionar que la producción de insulina aumente, generando una disminuciñon del contenido de glucosa en sangre. Lo anterior se debe a que el aloe vera tiene un alto contenido de cromo, sustancia mineral que está relacionada con la producción de insulina.

Remedio casero de Aloe vera

Con la planta del aloe vera o sábila, se puede preparar un remedio casero, con excelentes propiedades para tratar enfermedades como las úlceras, el colon irritable, malestares estomacales en general y estreñimiento, esto último se debe a que el aloe vera, actua favoreciendo la realizacion de los procesos digestivos.
La sábila posee una gran cantidad de propiedades medicinales, las cuales se concentran casi exclusivamente en el gel que poseen las hojas de esta planta. Para extraer el gel del aloe vera es necesario tener una hoja bien carnosa de esta planta y cortarle la piel, dejando solo parte carnosa.

La preparacion del remedio casero es muy sencilla, se necesita cortar la pulpa de las hojas en trocitos bien pequeños y posteriormente licuarlos en conjunto con medio litro de agua o con medio litro de algún jugo natural, por ejemplo manzana o pera.

Si es que realizó el remedio casero de aloe vera con agua, se aconseja agregarle algún endulzante, preferentemente la miel. Se recomienda consumir este zumo de sábila en las mañanas, antes de ingerir cualquier otro alimento.

Puede ser consumido durante un tiempo prolongado, ya que no debería ocasionar ningun tipo de malestar. Sin emabrgo es necesario estar atento a posibles efectos adversos, en este caso es necesario dejar de beber el jugo de sabila.

Cultivo del Aloe vera

El cultivo del aloe vera, o sábila, se puede realizar de dos formas, mediante germinación de semilla o por transplante de estolón. Cultivar el aloe vera en su jardín es interesante, ya que esta planta posee varios usos medicinales, ademas de ser  una planta muy decorativa.
La planta de aloe vera o sábila habita preferentemente, en zonas semidesérticas, aunque se da muy bien zonas con climas con mayor humedad, y alcanza los 70 centímetros de altura.
La planta de la sabila, también conocida como aloe vera  o loto del desierto, cuyo nombre científico es Aloe barbadensis es una planta perenne, que pertenece a la familia de las Liliáceas.

El aloe vera tiene hojas grandes y suculentas, las cuales son de un color verde grisáceo. Estas hojas tienen espinas en los bordes y las puntas. La sabila florece en la primavera, sus flores tienen forma de tubo y presentan generalmente un color amarillo o anaranjado.

La mejor forma de multiplicar la sabila es con el transplante de estolón (brote lateral, conocido popularmente como hijitos), ya que es mayor el éxito reproductivo. Lo primero que debe hacerse para este tipo de multiplicacion es extraer los estolones de la planta adulta. Hay que encontrar la unión del brote lateral a la planta adulta y separarlo.

Posteriormente se debe transplantar el estolon a una maceta, esta debe tener ciertas condiciones. El aloe vera necesita de suelos arenosos y que tengan un buen drenaje. El riego no debe ser abundante y se debe cuidar de no inundar el macetero. Cuando se aprecie un crecimiento de la nueva planta puede ser transplantado al suelo definitivo.

Si se realizará un cultivo de varios individuos de sabila, es necesario dejar un espacio  superior a un metro de distancia entre cada uno de ellos. Las condiciones climáticas ideales para plantar la sabila corresponden a una situación seca, sin muchas precipitaciones y con temperaturas superiores a los 12 grados Celsius.